Fija la Meta y Déjate Guiar.






"El valor de decidir de antemano lo que quieres que ocurra es simplemente que ello te permite percibir la situación como un medio para hacer que el objetivo se logre"

UCDM







En esta época de cierre de ciclos, al hacer el balance del año que termina, si miramos en retrospectiva nos damos cuenta que siempre y en todos los aspectos de la vida nos han llegado señales y mensajes que a veces oímos otras no. Si miramos en el presente donde estamos, que experiencia estamos viviendo, lo que nos gustó o no, sabemos que en algún momento pensamos que así deberían ser las cosas y se nos guió desde la sabiduría del universo a experimentar eso que planteamos como objetivo. Muchas veces pensamos “si hubiera hecho caso a lo que me dijo tal persona”, “sentía que no debía ir a ese lugar pero fui” o muchas otras cosas que nos llevan al arrepentimiento, pero si reconocemos el sentimiento de paz y amor que experimentamos con ese mensaje que en su momento no quisimos oír, vemos que es el siempre el mismo cuando viene alguna señal que desde la luz nos guía para saber cuál es el paso a seguir y así evitar experiencias que no era necesario experimentar dentro del camino de nuestra alma.


Como sabemos, los seres de luz y la guía divina se rigen bajo la ley del libre albedrío, que no es más que las metas que fijamos, y la decisión de elegir el amor o el miedo para experimentar las experiencias de vida. Dicho esto, quiero especificar que desde el plan de nuestra alma, si hay un guión escrito, pero no habla de experiencias sino de lecciones que elegimos aprender en este momento del tiempo desde la sabiduría del plan de estudios para recordar la esencia ilimitada de nuestro ser, y en estas lecciones si elegimos el amor entenderemos su propósito y haremos el aprendizaje. Las experiencias se van labrando según las metas que elijamos y decisiones que tomemos pero siempre teniendo como base las lecciones que nuestra alma debe aprender, y ahí reitero la elección del amor para reconocer el propósito y aprendizaje detrás de esa experiencia ya que si no aprendemos esa lección, la sabiduría del universo aprovechará cualquier otra experiencia para que finalmente la incorporemos en nosotros.



"Un día llegare No importa la distancia El rumbo encontrare Y tendré valor Paso a paso iré Y persistiré A cualquier distancia Yo el amor alcanzare "

Por esto la invitación es hacer consciencia de las experiencias y lo que aprendimos de ellas en este 2018, como lo vivimos si sentimos abundancia, amor, plenitud como debe ser, o por el contrario fue un año en el que se experimentó caos, carencia o estrés. En este último caso, la idea es recordar esa situación o experiencia y decir “que me diría el amor de esta situación”, o si te sientes más cómodo haciendo referencia directa “que me diría Jesús en esta situación” o “Ángeles, que puedo aprender de esta situación” y haciendo estas preguntas, simplemente cerrar los ojos respirar y escuchar la respuesta que puede llegar a través de un pensamiento, imagen o sentimiento que indudablemente sea la respuesta que recibas te dará paz.


Y con esta misma consciencia establece las metas para el 2019, no solo desde lo que quieres tener o lograr a nivel material, sino de lo que quieres experimentar o sentir a través de eso, y estos sentimientos son definitivamente el llamado de tu alma para las lecciones por aprender. Un ejercicio que aprendí de Maria Elvira Pombo, maestra clave en mi camino espiritual, es que puedes tomar un papel y hacer el listado de propósitos para el 2019, comprar un carro, una casa, terminar un proyecto, conocer algún lugar etc, y frente a cada ítem de la lista que deseas experimentar a través de ese propósito. Por ejemplo, si mi propósito es tener un carro puedo poner al frente lo que significa para mi “libertad e independencia” o un viaje “trascender límites”. Unido a estos objetivos, es importante elegir soltar creencias limitantes conscientes o inconscientes basadas en miedo que puedan bloquear esa experiencia. De esta manera estableces tus objetivos pero no lo limitas a lo material ni limitas al universo para que te de todo lo que te corresponde por derecho divino.


Haciendo esto, solo recortarte que siempre estas siendo guiado desde el amor, y te invito nuevamente y en cada experiencia a escuchar tu corazón para reconocer como se siente la certeza la paz y el amor cuando es El quien te guía para que sea la única voz que escuches con la certeza que te va a llevar a las experiencias que quieres y a aprender con amor y propósito las lecciones de tu alma.


Feliz 2019 lleno de propósitos para tu alma.

Amor infinito.


Catalina Díaz

Coach Espiritual

Todos los derechos reservados para Angeleser. Diseño por Lajuli