La Dinámica de Dar y Recibir

"Recuerda que lo que Dios da, Él lo conserva, de modo que nada que Él dé puede contradecirle. Tu que compartes Su Vida, tienes que compartirla para poder conocerla, pues compartir es conocer"

UCDM





Cuando damos algo, estamos reforzando lo que somos porque en la realidad espiritual tener y ser es lo mismo.






En nuestra experiencia de vida, entendemos el hecho de dar como privarnos de algo, y de recibir como aceptar algo de lo que carecemos, con o que estaremos en deuda más adelante.


Desde la espiritualidad, y llevando esta dinámica a la luz, se nos indica que dar y recibir es lo mismo ya que damos algo que tenemos y al compartirlo estamos reforzando una idea o un concepto en nosotros.

Al reconocer que la espiritualidad se trata es de la esencia que somos, y va mucho más allá de las formas que percibimos, entendemos que al dar por ejemplo un un pan o dinero, estamos extendiendo alimento, sustento y abundancia. En este orden de ideas, es preciso resaltar que más alla de lo que demos, estamos extendiendo lo que ese objeto significa para nosotros, más no necesariamente signifique para la otra persona.

Por ejemplo, hablando de la limosna, si damos dinero a quien vemos que le puede ser útil, no desde la necesidad que percibimos, sino de extender lo que tenemos y reconocimos en nosotros para compartirlo y así reforzarlo en nosotros, estamos extendiendo abundancia paz y la certeza que todas nuestras necesidades están cubiertas.




" Dar es dar Es solamente Una manera de andar Dar es dar Lo que recibes Es también libertad "





Para comprobar esta idea, y saber que es lo que realmente estamos dando, es tan simple como saber que cuando alguien nos pide dinero prestado, lo primero que hacemos es mirar si lo tenemos, si es así, estamos recordando inherentemente la abundancia que ya tenemos y somos para extenderlo, o verlo como la idea de carencia de quien nos está haciendo este pedido y darle dinero reforzando esta idea, y en nosotros se verá manifestado desde el sacrificio o desde el "ya no tengo porque lo presté" y estaremos pendientes a cuando se nos va a devolver este dinero reforzando la idea de necesidad que fue lo que realmente dimos en este segundo escenario. .


Por esto se nos pide dar a consciencia de lo que estamos dando e identificarlo que queremos reforzar en nosotros para compartirlo en abundancia.


Amor infinito para ti!


Catalina Diaz

Coach Espiritual

8 vistas

Todos los derechos reservados para Angeleser. Diseño por Lajuli