¿Quién eres?




“Conócete en la única luz en la que el milagro que eres se alza en perfecta claridad.”

UCDM





Cuando empecé mi camino espiritual de la mano de los ángeles, fue una decisión tomada con base en aprender a recibir guía con mensajes que me dieran calma y me orientaran en cómo actuar en mi vida cotidiana, sin saber que este camino me llevaría a descubrir que somos mucho más de lo que nunca hemos creído.


Se está empezando a hablar que “somos seres espirituales viviendo una experiencia humana” y esto es lo más acertado que podemos interiorizar. Si bien dentro del plan de nuestra alma elegimos en este momento del tiempo experimentarnos como seres humanos, debemos entender y aceptar que esto no es lo que somos. Solo “nos creímos el cuento”.


Cuando en uno de los talleres que asistí, se nos pidió preguntar a nuestros seres de luz Quien éramos, y la sorpresa fue impresionante cuando compartimos la respuesta con los que estaban a mi lado, y al igual que yo habíamos escrito como respuesta “Eres Luz y Amor”. Por tanto, los seres de luz no creo se hayan equivocado en su respuesta a cada uno de los asistentes, y esta respuesta es algo que he confirmado a través de experiencias en meditación o visiones que he tenido dentro de mi propio proceso de reconocimiento espiritual.


Tengamos en cuenta que las distintas prácticas religiosas sea cual sea, nos lleva a una serie de creencias y ritos que nos pueden dar un acercamiento a reconocer que hay algo más de lo que percibimos con nuestros sentidos, no todas y me atrevo a decir que muy pocas nos llevan a replantear y experimentar qué somos realmente. Por otra parte, los caminos espirituales nos pueden llevar a la experiencia que va más allá de una práctica o una creencia, que nos lleva a descubrir que somos mucho más que los cuerpos con los que nos identificamos.

Esto se podría resumir como: La religión nos lleva a hacer y la espiritualidad nos lleva a ser. El tema es que en los dos casos se presentan confusiones ya que tendemos a darle poder a algo externo tanto en lo religioso (con ritos y creencias limitadas) como en lo espiritual (dándole poder a cristales, elementales etc). La idea es que entendamos e integremos las dos ideas, entendiendo que el poder está en cada uno de nosotros y lo reflejamos o proyectamos en cosas externas, pero el poder está en nuestra esencia ilimitada que es una con Dios, el Amor Universal o como lo quieras llamar. Es por esto que en muchos de mis post escribo acerca de tu esencia, del ser ilimitado que eres porque es lo que además de que es el mensaje que me llega para compartir, es lo más importante que debemos replantearnos en nuestra existencia. ¿Quién soy?




El tema es que al habernos identificado con el cuerpo que habitamos, el mundo en que vivimos y sus creencias hemos tratado de racionalizar lo espiritual, y por esto hemos hecho a un Dios y sus ángeles con figura humana, en vez de reconocer que como siempre se nos ha dicho “estamos hechos a imagen y semejanza de Dios” no al contrario. Y esto nos lleva a creer en la muerte y el sacrificio, no en la vida eterna, que fue el mensaje que Jesús como Maestro Ascendido nos enseñó a través de la resurrección.


Entonces, para terminar te quiero recordar que eres un ser puro, eterno e inocente como extensión pura y perfecta e inocente del amor de Dios. Reconócete como tal y actúa en consecuencia, recordando que para no creernos del todo el cuento de ser un cuerpo, nuestro padre nos envía señales y guía a través de los seres de luz quienes saben quiénes somos realmente y nos guían para que cumplamos nuestra misión en este espacio-tiempo y regresemos a nuestro hogar en Dios.


Un abrazo de luz, y recuerda que ¡El Ser de Luz Eres Tú!



Catalina Díaz

Coach Espiritual

Todos los derechos reservados para Angeleser. Diseño por Lajuli