Gestionar ciclos desde el Amor

"Los milagros son a la vez comienzos y finales, y así, alteran el orden temporal. Son siempre afirmaciones de renacimiento, que parecen retroceder, pero que en realidad van hacia adelante. Cancelan el pasado en el presente, y así liberan el futuro" UCDM T-1-1-13


Nuestra vida avanza en espiral, y si no gestionamos cada ciclo desde el amor nos vemos repitiendo experiencias y patrones, simplemente porque no hicimos conciencia de los aprendizajes o el para qué de esa experiencia.






Estamos acostumbrados a vivir con base en los ciclos. Nos enseñaron que la vida consistía en nacer, crecer, reproducirnos y morir; que un cuento tiene introducción, nudo, desenlace y moraleja, entre otros ejemplos que nos han mostrado cómo funciona esta experiencia de vida. Pero la verdad es que no somos conscientes de que así funcionan todos los aspectos de la vida hasta que llega un momento en que alguno de estos aspectos, laboral, familiar o de pareja se ve estancado y no entendemos por qué las cosas no fluyen como esperamos; es allí donde repetimos patrones que, aunque sea en un escenario diferente, estamos construyendo la misma historia. Por esto me piden que hable de la importancia de abrir y cerrar los ciclos conscientemente.

Al momento de abrir o comenzar un nuevo ciclo o una nueva experiencia de vida, debemos hacerlo con un propósito claro y definido (fijar la meta), lo cual difiere de las expectativas que tengamos respecto a este. Un propósito o meta es un aprendizaje, un objetivo que desde nuestro ser queremos experimentar partiendo de lo que nosotros podemos aportar en esta situación o relación que estemos emprendiendo, y esto automáticamente nos empodera para co-crear una experiencia de crecimiento. La expectativa, por el contrario, depende de otros, de lo que los demás me van a aportar en esta experiencia, lo que creo que me hace falta para sentirme en paz y plenitud en esta experiencia, y esto nos conecta con la consciencia de no ser suficientes, por tanto no merecedores de lo que quisiéramos experimentar: al conectarnos con esto no nos permite crecer ni aprender de la situación.

Dejando esto claro nos disponemos a vivir una situación desde nuestra experiencia de Ser y no desde las expectativas de tiempo, espacio o forma en la que está se presente. Al permitirnos fluir de esta manera y experimentarnos, sabremos cuándo esta experiencia o ciclo ha llegado a su fin cuando sentimos que el propósito o meta fijada se ha cumplido. En esee momento, podremos bien fijar una nueva meta dentro de la misma situación teniendo en cuenta nuestro nivel de consciencia con los aprendizajes adquiridos para continuar creciendo, o sabremos si es momento de cerrar el ciclo en su totalidad en consciencia y gratitud.

Para cerrar los ciclos es importante sentirnos y re-conocernos, ya que si hemos vivido conscientemente la experiencia y esta hay cumplido su propósito, indudablemente no seremos los mismos.

Habiendo entendido e incorporado los aprendizajes que nos dejó esa experiencia podemos soltar cualquier lazo de apego o miedo que quede en nosotros con ayuda de los Seres de Luz y así no nos dará dolor dar un paso adelante y mirar esa experiencia con gratitud desde el retrovisor .

Uno de los miedos más grandes al afrontar un cierre de ciclos es la “falta de propósito” o “vacío” al no estar más en esta experiencia. Como cuando terminamos de leer un libro o terminamos una serie, pero es tan absurdo como no querer de terminar el libro o ver el último capítulo de la serie por no querer que se acabe y creer que no va a haber otro libro que nos vaya a gustar de la misma manera. Por esto nos invitan a pedir la ayuda del Arcángel Miguel, para que corte lazos de apego y miedo con la situación o los involucrados, del Arcángel Rafael para que nos ayude a sanar heridas que hayan quedado producto de esta experiencia, del Arcángel Zadquiel para que nos ayude a transmutar en amor cualquier sentimiento de miedo que haya quedado en nosotros, y del Arcángel Azrael que es quien nos ayuda en ese proceso de transición.

Comparto tips básicos que espero sean de ayuda para gestionar los ciclos desde la luz y el amor.

Tips para comenzar nuevos ciclos:

- Fijar la meta u objetivo: cómo nos queremos sentir y qué queremos experimentar

- Soltar expectativas: liberar cualquier creencia de tiempo espacio y forma, disponiéndonos a vivir y disfrutar la experiencia.

- Identificar qué podemos aportar: hacer conciencia de lo que tenemos nosotros que va a ser que el objetivo propuesto se cumpla.

- Entregar conscientemente la experiencia a la luz y el amor, disponiéndonos a vivir y disfrutar la experiencia en gratitud porque será para nuestro aprendizaje y crecimiento.

Tips para cerrar ciclos.

- Identificar si la intención de cerrar el ciclo es desde el miedo al no querer afrontar o trascender algo que esta situación nos está mostrando.

- Revisar los aprendizajes obtenidos

- Soltar lazos de miedo o apego que queden consciente o inconscientemente respecto de esta situación.

- Agradecer la experiencia con todos los aprendizajes que nos trajo y a cada uno de los involucrados por lo que nos aportaron para vivir la experiencia plenamente.

43 vistas

Todos los derechos reservados para Angeleser. Diseño por Lajuli