Aceptación Desde La Espiritualidad




“Debes preguntar cuál es la voluntad de Dios con respecto a todo porque su voluntad es también tu voluntad. Tu no sabes lo que es, pero el Espíritu Santo lo recuerda por ti”


UCDM



He hablado antes de las lecciones que elegimos aprender dentro de nuestra evolución del alma para reconocernos en la plenitud del amor. Para lograr estos aprendizajes, experimentamos situaciones que elegimos vivir desde la sabiduría de nuestra alma, pero al no vivirlas conscientemente sino desde el “deber ser” o la lógica del mundo material no las entendemos ni aceptamos y terminamos repitiendo los mismos patrones en distintas situaciones hasta que logremos integrar estas lecciones en nosotros haciendo los aprendizajes correspondientes.


Estas situaciones que no queremos vivir o queremos cambiar, las rechazamos porque las juzgamos como malas o negativas por creencias sociales o culturales o porque me sacan de mi zona de confort y las tratamos de evitar a toda costa. Si miramos a fondo lo que pasa en nuestra mente cuando nos enfrentamos a ellas, nos damos cuenta que es el rechazo o juicio hacia ellas lo que nos genera el sufrimiento en esta situación no la situación en sí, y si vamos aún más a fondo nos damos cuenta que estamos rechazando algo que ya estamos viviendo o sintiendo lo cual es ilógico ya que sería más fácil reconocer a través de esta experiencia puedo identificar las creencias y miedos que tengo para que salgan a la luz para ser sanadas y trascendidas.


Por esto, es importante cuando estemos sintiendo resistencia o sufrimiento ante alguna experiencia que estemos viviendo, o queramos cambiar algo que está sucediendo en nuestra vida, pedir guía del mundo espiritual ya que en la sabiduría del amor tienen claro el propósito de cada experiencia y nos darán con mensajes o señales para retornar la paz que creímos perder cuando nos dejamos envolver en miedo dentro de alguna situación. Antes de pedir guía, debemos ver la situación tal como es sin anteponer nuestros miedos y juicios, verla como una situación neutra como realmente es de la que puedo aprender, y desde esa serenidad y neutralidad conectarnos con el corazón para entregar esta situación para reconocer su verdadero propósito. Vale aclarar que aceptar la situación no significa resignarse a ella porque esto nos llevaría a ser víctima de la misma. Aceptarla, es reconocer que tiene un propósito de aprendizaje y tener la voluntad de trascender los juicios, miedos y falsas creencias que no nos dejan experimentar paz. Y esa paz debe ser siempre nuestro principal objetivo, no querer que cambie la situación, pero al sanar y aprender de la mano de la luz nuestra experiencia en esta circunstancia cambiará inherentemente.




En mi caso, ya llevaba más de 6 años preparándome y fortaleciéndome espiritualmente trabajando con los ángeles, practicando las enseñanzas de Un Curso de Milagros y seguía con mi trabajo interno día a día mientras trabajaba en marketing dentro de mi zona de confort, hasta que por situaciones internas de la empresa me cancelaron el contrato y quedé sin ese empleo que consideraba mi empleo soñado en el que me sentía estable y tranquila. Gracias a mi trabajo interno, dentro del duelo que debía hacer por esta situación inesperada, recordé que todo eso debía tener un propósito y la podía ver desde el amor entregándola a la luz, entendiendo que esa situación era la voluntad de Dios ya que era parte del plan para reconocerme en Él, así mi mente humana racional juzgara la situación y sintiera miedo al no saber qué hacer.


Al hacer consciencia de esto, me tome mi tiempo meditando, entregando cada pensamiento de miedo o ansiedad que pasara por mi mente hasta que se me mostró que la forma en que todo se dió era la perfecta y el propósito era aprovechar todo mi trabajo interno extendiéndolo a través del coaching espiritual al servicio de la luz. Aunque por más trabajo interno que tuviera, me costó aceptar la guía que se me estaba dando porque difería de todo lo que consideraba “estabilidad laboral”, e implicaba confianza plena y absoluta, reconocía así mismo la paz y dicha que me generaba poder acompañar a otros en sus diferentes procesos desde la espiritualidad y así seguir también mi propio proceso.


Por esto, la invitación es a vivir todas las situaciones sin juzgarlas. Si hay algo con lo que no estemos conformes en nuestra vida y queramos cambiarlo, nuestra situación sentimental, laboral, etc, solo experimentar la resistencia o miedo que podemos tener en cada una de ellas tal como están y revisar las creencias y juicios que nos llevan a ese rechazo. Después de este ejercicio y con la guía de los seres de luz, podremos recordar que desde la voluntad del amor universal, recordando que es tu misma voluntad, ya que tu elegiste vivir esta situación con un propósito dentro del plan de tu alma que no es más sino reconocerte en ese amor y como el amor mismo,. Recuerda que no estás solo y que al elegir ver la situación desde el amor se te darán los medios para que así sea y cada experiencia en tu vida sea llena de crecimiento y plenitud con el fin de regresar a la unidad del Amor.


Espero te sea útil para tu vida.


Un abrazo de luz y amor infinito.


Catalina Diaz

Coach Espiritual


59 vistas2 comentarios

Todos los derechos reservados para Angeleser. Diseño por Lajuli