Las Metas y El Fracaso Desde La Espiritualidad


"El fracaso te acechará mientras persigas metas inalcanzables. Buscas lo permanente en lo pasajero, el amor donde no lo hay, la seguridad en medio del peligro y la inmortalidad en las tinieblas del sueño de muerte."

UCDM



Hoy te quiero hablar de las metas y el fracaso visto desde la espiritualidad ya que es algo a lo que nos enfrentamos dia a dia. Siempre queremos llegar a algún lugar o lograr algo en nuestra vida y basados en este objetivo tomamos nuestras decisiones constantemente.


Desde la espiritualidad, nos enseñan los seres de luz que esas metas que nos trazamos pueden estar basadas en dos aspectos: Nuestra misión de vida (llamado del alma) o de obtener algo de lo que creemos carecer. En este orden de ideas, cuando andamos en "automático" normalmente nos vamos por obtener lo que creemos no tener y ahi es cuando nos desviamos de nuestra misión de vida creyendo que algo externo a mi me va a dar felicidad, tranquilidad o seguridad. Mientras que cuando seguimos nuestro corazón, encontramos que ahi está todo contenido, reconocemos nuestros dones, el amor y la paz, y en este reconocimiento lo que extendemos al mundo.




Para esto es importante conectar con nuestro corazón, para sincerarnos con nosotros para reconocernos en el presente y que sea esa esencia de luz que conoce el plan de nuestra alma y así trazar nuestros objetivos. Es distinto cuando alguien escoge una carrera porque tiene dones que lo llevarían a hacer exitoso o por buscar la aceptación de la sociedad bajo la creencia de que una posición económica le va a dar más reconocimiento y de eso depende su valía. O, cuando buscamos una relación de pareja que nos dé lo que papá o mamá no nos dieron llenando un vacío, o una relación que sea aceptada socialmente, en lugar de seguir la guía de nuestra alma desde el amor para cumplir acuerdos de almas para extender el amor que ya somos.


Es por esto que las metas que nos ponemos y desde qué consciencia tomemos las decisiones pueden llevarnos a lo que conocemos como fracaso ya que si es desde una creencia errada o limitante vamos a manifestar situaciones que nos refuerzan esa creencia de no aceptación o desvalorización ya que la premisa del ego es buscar pero no hallar, nos hace creer que solo en una relación, con determinado salario o una situación necesariamente futura vamos a encontrar paz. Pero si es desde la sabiduría del alma que fijamos nuestra metas y decisiones vamos a crecer en consciencia confiando en el proceso sabiendo que el resultado al ser trazado desde el alma está garantizado.


Y no nos engañamos creyendo que el camino hacia la luz es siempre armonioso ya que es un camino de autoaceptación y trabajo interno en el que nos enfrentamos a miedos y creencias que nos cuesta soltar, y esto puede que lo sintamos como fracaso, o tal vez de habernos equivocado en la guía que recibimos, pero al tener la certeza en nuestro corazón de que es la meta fijada por nuestra alma, entendemos cada parte del camino como parte del proceso que nos prepara para lograr ese objetivo y así disfrutamos cada paso y cada experiencia con el propósito de aprendizaje que indudablemente nos invita a reconocer y extender nuestros dones cumpliendo nuestra misión de vida.


Espero este escrito te guste y sea útil



Catalina Díaz

Coach Espiritual

Todos los derechos reservados para Angeleser. Diseño por Lajuli