Afrontar Duelos Desde La Espiritualidad


“Toda pérdida, no obstante, procede de los falsos conceptos que albergas, pues es imposible perder, sea cual sea la forma en que se manifieste la pérdida. Mas cuando ves a un hermano como una entidad física, pierdes su poder y su gloria así como los tuyos.”

UCDM


Hoy te quiero hablar de los duelos desde la espiritualidad, ya que día a día experimentamos sensaciones de perdida de cualquier tipo y es esa sensación de pérdida la que podemos y debemos gestionar de la mano de la luz para aceptar, entender y trascender estas situaciones.


No podemos creer en nuestra esencia pura perfecta y eterna si nos fijamos solamente en lo que percibimos con nuestros sentidos, por esto desde la espiritualidad se nos pide que veamos más allá del cuerpo, más allá de las formas para reconocer nuestra verdad más allá de los comienzos y finales que experimentamos cada día en nuestra vida ya que entendiendo que en este mundo que damos por cieerdo como dicen, nunca nada es para siempre.


Es importante aclarar que cada uno experimenta las pérdidas o duelos según su nivel de consciencia y sus experiencias de vida. Puede que para alguien sea muy doloroso ver que su madre termina esta experiencia de vida por apegos o miedos que tenga a afrontar la vida sin este ser, mientras que para otra persona que vive la misma situación, dado que la experiencia con su madre ha sido diferente no siente el mismo dolor. Igual al terminar por ejemplo una relación de pareja cada persona al elaborar el duelo debe hacerlo desde su propia experiencia en esta situación, mientras que uno se puede sentir más afectado por el sentimiento de soledad y eso es lo que debe trabajar, el otro deba trabajar la seguridad y confianza en si mismo.




Por esto, en mis consultas cuando alguien llega para gestionar un duelo sea del tipo que sea, el mensaje y la terapia es muy diferente ya que cada uno ha proyectado o reflejado sus propios miedos y creencias en esta situación. Lo importante es saber que todos estos duelos, cierres de ciclos etc. A que nos vemos enfrentados, son parte de el desapego y aprendizajes que debemos hacer en esta vida. Como he dicho antes, desde la espiritualidad podemos entender este mundo y esta vida como un salón de clase en el que elegimos de acuerdo con el plan de nuestra alma materias a aprender y todas al final nos llevan al reconocimiento de nuestro verdadero ser.


Un factor común que llega como mensaje en las consultas referentes a duelo o pérdida, es que si bien el dolor se experimenta, el sufrimiento es opcional y no es necesario ya que si sufrimos es por apego o miedo, y nada de esto tiene que ver con nuestra esencia divina. En el caso del apego, es como una cadena que tenemos en la que estamos reteniendo a la otra persona y a nosotros mismos al creernos dueños de esa persona y estamos coartando su libertad, y si somos honestos queremos que alguien esté a nuestro lado porque quiere, no porque cree que debe. Y respecto al miedo, estamos bien dándole el poder a otra persona de hacernos sentir de determinada manera, o tenemos miedo de que la otra persona no sea capaz de estar bien sin nosotros, por tanto nos hemos puesto una carga que no nos corresponde y estamos nosotros creyéndonos superiores y no recordando la esencia divina pura perfecta y eterna de esa persona o ser.


Es por esto que cuando afrontamos un duelo o perdida de cualquier tipo, si tomamos la mano de los seres de luz, nos ayudarán a identificar el porqué de nuestro sufrimiento para poco a poco recordar la eternidad de nuestro ser, cortar lazos que no correspondan al amor incondicional, puro y perfecto que somos, y que nos tienen amarrados desde el miedo a otras personas o seres y no nos dejan vivir en libertad, y por ultimo a sanar heridas que hayan quedado de esa situación para trascender esas experiencias y vivir en plenitud.

Espero esta información te sea útil y puedas vivir todas las situaciones desde tu esencia de luz


Un abrazo de luz y amor infinito.


Catalina Díaz

Coach Espiritual

Todos los derechos reservados para Angeleser. Diseño por Lajuli