El Respeto Desde La Espiritualidad


“¡Cuan santo debes ser tu que desde tu la Voz de Dios llama amorosamente a tu hermano para que puedas despertar en él la Voz que contesta tu llamada! ¡Y cuan santo debe ser tu hermano cuando en él reside tu propia salvación, junto con su libertad! Por mucho que lo quieras condenar, Dios mora en él.” UCDM


Hoy te quiero hablar del respeto desde la espiritualidad, ya que es un tema que es aparentemente inherente a nuestro ser, pero día a día vemos como nos dejamos llevar por el miedo para trasgredir al otro en algún nivel. Si entendemos el concepto de unidad desde la espiritualidad, reconocemos que al irrespetar a alguien nos irrespetamos a nosotros mismos, mientras que al respetarlo estamos honrando su divinidad y así mismo la nuestra.


Cuando hablamos del respeto, hablamos de aceptar la libertad del otro de pensar, sentir y actuar de reconocer que tiene sus pensamientos o creencias que lo hacen a actuar de esta manera. Lo que no quiere decir que aceptemos como cierto o estemos de acuerdo con lo que esta persona expresa. Una vez nos conectamos con nuestra esencia divina, reconociendo que es un ser divino, extensión del amor de Dios, que tal vez no es consciente de esto, por tanto, no es consciente de la realidad que está creando al actuar o expresarse en coherencia sus creencias, no de su divinidad.


Muchos casos en consulta conmigo llegan a causa de haber instalado consciente o inconscientemente miedos o creencias por experiencias pasadas, y gracias a la guía de los seres de luz que encontramos esos votos o acuerdos que hacen que las cosas en determinado aspecto no fluyan como una persona quisiera a causa de algo que escuchó o vivió y lo instauró como una creencia limitante. Pero gracias al libre albedrío y nuestra esencia divina son programas o creencias que se pueden desinstalar dejando que los seres de luz nos muestren nuestra verdad y nos ayuden a sanar estos bloqueos.





También estas creencias las reforzamos en nosotros al querer interferir en la vida de alguien basándonos en lo que nosotros creemos que es lo mejor, o corregirlo para que actúe en concordancia con nuestro sistema de creencias, lo que no significa que lo que proponemos sea lo mejor para esa persona o este acorde con el plan de su alma. Pero si entendemos que al dejar a un lado lo que creemos que debe ser, y dejamos que la luz nos muestre quien somos, quien es esa persona, nos podemos disponer como canales y guía para los demás sugiriendo amorosa y respetuosamente lo que se nos muestra desde la luz.


Esto es relevante ya que no sabemos los acuerdos inconscientes que hacemos nosotros por lo que nos dicen los demás, o que hacen los demás por lo que nosotros decimos, como menciona el libro los cuatro acuerdos, en el que habla que hacemos acuerdos de pobreza cuando oímos de pequeños que el dinero es para pocos, que es sucio etc, acuerdos de clausura, cuando por ejemplo a un adolescente le dicen que salir tanto es malo, o que cuidado porque hay inseguridad en las calles. Incluso frases que se usen en broma pueden generar falsas creencias o miedos que afectan más tarde a una persona emocionalmente.


Es por esto, que al hablar del respeto, sugiero que antes de interferir en la vida de alguien o que alguien intervenga en la nuestra, seamos conscientes de nuestra experiencia, si vemos que alguien está haciendo algo con lo que no estamos de acuerdo, hagamos consciencia de lo que sentimos, porque creemos que debería ser diferente y desde la esencia de luz se nos muestre la mejor forma de actuar, bien poniendo limites desde el respeto si alguien nos aconseja algo o sugiriendo una forma de actuar diferente si así nos está siendo guiado desde nuestra esencia de luz.


Espero te sea útil.

Un abrazo de luz y amor infinito


Catalina Diaz

Coach Espiritual

Todos los derechos reservados para Angeleser. Diseño por Lajuli