La Seguridad Desde La Espiritualidad


Nada real puede ser amenazado,

nada irreal existe.

En eso radica la Paz de Dios

UCDM






Hoy te quiero hablar desde mi conocimiento y experiencia como veo la seguridad, o el sentimiento de inseguridad y vulnerabilidad que nos rodea desde la perspectiva espiritual, ya que es este sentimiento el que nos hace temer al mundo, a las experiencias que vivimos etc, y es por esto que en este mundo las empresas “aseguradoras” tienen tanto éxito, tanto que hay seguros que son obligatorios porque damos por sentado, y tenemos fe a las calamidades que pueden (o seguro van) a ocurrir.


Cuando vivimos un camino espiritual entendemos que solo hay dos sentimientos, el amor y el miedo. Uno es lo que somos, el otro el producto de creer que ya no somos ese amor, ese ser perfecto que esta en unidad con Dios Todopoderoso, por tanto, al creer que ya no estamos en unidad con Dios, que nos separamos de nuestra fuente, pues todo es susceptible a hacernos daño, hasta nosotros mismos.


Por esto, lo primero que empezamos a trabajar y a hacer consciencia es de a lo que tememos, lo que nos genera miedo y ese sentimiento de inseguridad y vulnerabilidad. Haciendo este reconocimiento, entendemos que este sentimiento es producto de una experiencia pasada, bien sea nuestra, de nuestros antepasados o a nivel colectivo, o de incertidumbre al futuro. Por esto, al tomar un camino espiritual se nos lleva a vivir solo en el presente, que es el único sitio donde encontramos todas las respuestas y herramientas para gestionar cualquier situación.


Así es que cuando nos conectamos con el mundo espiritual el mensaje mas reiterativo es que “no hay nada que temer, sino mucho que aprender” en este orden de ideas, si no temiéramos a una experiencia pasada o futura, sino viviéramos presentes en las situaciones que tenemos al frente entenderíamos amorosamente lo que se nos está invitando a recordar o aprender a través de esa situación.


Igualmente, al habernos olvidado de nuestra esencia de luz, no nos acordamos en estos momentos de caos y tormenta que no estamos solos afrontando estos procesos, sino que Dios en su infinito amor, nos envía batallones de ángeles y seres de luz que siempre nos están guiando y protegiendo para que ningún pensamiento de miedo altere nuestra paz, y si lo permitimos, con sus mensajes amorosos y contundentes, y con su energía sanadora sabemos que en Dios fuimos creados, por tanto perfectos, eternos y a salvo en su amor.




Con esto no quiero decir que no tomemos seguro medico ni nada de eso, sino que las acciones que tomemos, no sean para proteger la vulnerabilidad que damos por hecho, sino como un instrumento para que, en este mundo de caos, recordemos que nuestra verdadera esencia en Dios está perfectamente a salvo. Y son esas creencias respecto a lo que somos, lo que nos ayudan a trabajar los seres de luz en consulta, porque es lo que con su luz nos muestran y recuerdan ayudándonos realmente a sanar ese sentimiento de inseguridad que nos genera el creernos separados de Dios y desamparados por Él.


Como Consejo práctico, en esos momentos de inseguridad, tomemos de la mano del Arcangel Miguel, quien es el que nos recuerda el poder de Dios, para que sintamos como ese poder es el que nos protege en todas las situaciones con su amor infinito que elimina todo el miedo, ansiedad y de más emociones que experimentamos. Con la simple frase “arcángel Miguel, tomo tu mano para que me muestres la luz y el poder de Dios que habita en mi”


Espero te guste y sea útil en tu camino


Un abrazo de luz y amor infinito


Catalina Diaz

Coach Espiritual

Todos los derechos reservados para Angeleser. Diseño por Lajuli