Las Relaciones Familiares Desde La Espiritualidad


“No es este un plan que tu hayas elaborado, y no tienes que hacer nada, salvo aprender el papel que se te encomendó. Pues Aquel que conoce todo lo demás se ocupará de ello sin tu ayuda. Pero no pienses que Él no tiene necesidad del papel que te corresponde desempeñar para que lo asista a él en lo demás” UCDM


Hoy Te quiero hablar de las relaciones familiares desde la perspectiva espiritual ya que es un tema clave dentro del plan de nuestra alma para comprender los aprendizajes que elegimos en este momento del tiempo como he hablado anteriormente y para esto es necesario identificar el para qué de cada maestro y cada experiencia en nuestra vida. Así podremos sanar y vivir desde el propósito del amor cada instante.


Cuando en mi camino espiritual me encontré con el eneagrama, constelaciones familiares y otras herramientas que nos ayudan desde la introspección a identificar sanar y trascender miedos y creencias que ya no son útiles en nuestra vida y el común denominador era tomar responsabilidad de mi experiencia de vida, lo que vine a corroborar cuando empecé a trabajar con la guía de los ángeles y las enseñanzas de Un Curso de Milagros, entendiendo que el plan lo elegimos casi que e junta directiva antes de empezar esta experiencia de vida y así elegimos a nuestros padres y familia de forma perfecta de acuerdo a lo que necesitábamos en nuestra experiencia de vida en este momento del tiempo.


Es por esto que muchas veces para las personas que llegan conmigo a consulta, vemos que al querer trabajar los aspectos que consideramos bloqueados en nuestra vida con la guía de los seres de luz, muchas veces se nos lleva a revisar la relación con nuestro núcleo familiar y las creencias que se forjaron en nosotros que se alojaron en el inconsciente, pero que no nos permiten fluir como quisiéramos en los diferentes aspectos de nuestra vida. Al analizar estos aspectos y según la información de luz que recibimos durante la sesión, entendemos lo que se debe sanar y el para que elegimos esos maestros de vida y les dimos el papel que ellos están jugando en nuestro guion.


Por esto elegimos experiencias como el lugar que tenemos en nuestra familia si somos los mayores, menores o del medio, si adoptamos el rol de cabeza de hogar sin importar si somos figura materna paterna o un hijo dentro del sistema, si hay pérdida de algún miembro de la familia. Absolutamente todo tiene un propósito de luz si así lo elegimos ver. Tuve mayor claridad de esto en una charla que dio Robert Schwartz, autor del libro “El Plan de Tu Alma” en la que el explicaba que hay 5 causas principales para elegir los aprendizajes y experiencias antes de nacer:

1- Balancear o equilibrar karma

2- Sanación de experiencias de vidas anteriores

3- Servir a otros

4- Experimentar contraste

5- Sanar y corregir viejas creencias sobre nosotros mismos


Una vez entendemos que el papel que jugaron fue perfecto tomamos nuestro lugar en la ecuación, retomando el tema de constelaciones familiares, y les damos el lugar que corresponde no desde nuestro criterio sino el que corresponde desde el plan en conjunto honrando el papel que cumplieron a cabalidad más allá de nuestras expectativas o el “deber ser” que socialmente hubiera sido lógico al compararnos con otras “historias de vida”. Al elegir sanar esa relación se nos pide ver más allá del personaje que nuestros padres, hermanos o pareja están jugando y reconocer su verdadero ser que es uno en luz y amor con nosotros, una extensión de la divinidad, y en gratitud liberarlos del papel que jugaron para nuestro crecimiento personal. Por esto, les comparto el cuento La Pequeña Alma y el Sol de Neal Donald Walsh a través del cual comprendí con más claridad este tema y me ayudó a sanar y gestionar mejor mis relaciones.




Por esto, después de reconocer que cada persona en nuestra vida nos esta mostrando de una u otra manera lo que creemos de nosotros o lo que debemos reconocer en nosotros no podemos más que agradecer y perdonarnos mutuamente por el papel que se nos encomendó y reconocernos más allá del personaje y entender que solo desde la luz podemos ver la verdad de quien es ese que nos acompaña y nuestra propia verdad. Si nos quedamos enfrascados en el papel la culpa y el resentimiento no podremos avanzar a nuestra siguiente lección y limitaremos nuestra experiencia de vida, mientras que si entregamos el propósito de cada una de nuestras relaciones a la luz y al amor tornará hacia el propósito de reconocimiento de la unidad. Puede que esto implique terminar una relación a nivel de la forma, si ya cumplió su propósito de aprendizaje o que haya más cercanía para cumplir un propósito conjunto que no nos habíamos permitido ver por nuestras viejas creencias y juicios.


Y aquí se nos pide nuevamente CONFIAR en el amor sabiendo que cuando entregamos plenamente nuestras experiencias, situaciones y relaciones a la luz y al amor no puede sino dar paz para todos los involucrados dejando de culpar a los demás por lo que hacen, hicieron o debieron hacer y asumimos nuestra responsabilidad por las expectativas y creencias que es lo que se nos pide sanar con la guía de los seres de luz si ante cualquier situación no estamos experimentando paz.


Espero te guste y sea útil esta información.


Un abrazo de luz y amor infinito


Catalina Diaz

Coach Espiritual.

Todos los derechos reservados para Angeleser. Diseño por Lajuli